Ayudamos y estimulamos al alumno para que sea él mismo el principal agente de su propio crecimiento, en medio de una comunidad y en relación con todas las realidades que le circundan. Consideramos la motivación en el alumno un factor decisivo en el aprendizaje: lo acompañamos en su progresivo descubrimiento e interiorización.

Nuestra labor educativa consiste en ayudar y acompañar al alumno en el descubrimiento y potenciación de los factores y energía que constituyen su personalidad, según las diversas etapas evolutivas del proceso educativo.



El Instituto de las Hermanas Terciarias Franciscanas de la Caridad, fiel al espíritu de la Iglesia y de San Francisco de Asís, sabe que su trabajo educativo contribuye a realizar en el mundo la obra de Dios, transmitiendo la Paz y el Bien.


“Que todo sea para gloria de Dios y salvación de las almas”. San Francisco de Asís.

Envíenos su consulta por aquí